Para una lavandería, ¿detergente líquido o sólido?

Dentro de la gran cantidad de productos de limpieza para lavandería que hay actualmente en el mercado, se encuentran los detergentes con los que poder limpiar toda clase de ropa de una manera correcta. Una de las dudas que suele haber entre muchos profesionales es si es mejor el detergente líquido o el sólido.

Características de ambos detergentes

Aunque ambos dan un buen resultado, cada uno tiene sus propias características. Por eso, es bueno informarse para decidirse a adquirir uno u otro cuando se tiene un establecimiento como una lavandería y se quiere ofrecer un buen servicio a todos los clientes.

Los detergentes sólidos se recomiendan para utilizar en temperaturas altas y tienen un alto nivel de eficiencia frente a prácticamente toda clase de manchas. Funcionan a la perfección tanto en ciclos largos como cortos, aunque es ideal para usar cuando se hacen programas cortos. Otra importante característica es que en algunas manchas difíciles, funcionan a la perfección dado que contienen productos blanqueantes ópticos.

En caso de los detergentes líquidos, es lógico tener en cuenta que se disuelven mucho mejor en agua que los sólidos, tanto en agua caliente como fría. Al igual que el detergente sólido también se recomienda para ciclos largos y cortos pero como se mezcla mejor con el agua, tiene una mejor capacidad para penetrar en las fibras de los textiles.

En ambos casos su efectividad es excelente, por tanto, a excepción de alguna particularidad en especial, se puede decir que ambos son una buena elección para cualquier lavandería.