Características del jabón desinfectante

En cualquier centro de trabajo, se debe contar con los productos de una empresa especializada en suministros de material de higiene, donde se pueden encontrar algunos como el jabón desinfectante. Se trata de una sustancia con componentes germicidas, antibacterianos y antisépticos que suele presentarse en formato líquido o gel.

Lo que hay que saber sobre esta clase de jabón

El uso más común de este jabón es para la higiene y desinfección de manos. En su composición se usan alcoholes, además de otros ingredientes como permanganato de potasio e hipoclorito de sodio entre otros, para conseguir los mejores resultados sin que se produzca ningún riesgo para los usuarios, siempre que tengan un equilibrio específico.

Para que un jabón desinfectante cumpla con su labor debe contar con una solución antiséptica de amplio espectro y tener una eficacia aséptica muy equilibrada, algo que hará que se reduzcan al mínimo los riesgos en su composición.

Como era de esperar, su uso suele estar indicado principalmente para los ámbitos de los centros sanitarios y lo utilizan cirujanos, médicos, auxiliares e incluso pacientes. Este uso es lógico dado que el jabón desinfectante tiene una gran efectividad aunque no es el único sector que lo utiliza.

Por ejemplo, también se utiliza en clínicas veterinarias, ganaderías y cualquier otro profesional que suela trabajar con animales. También puede ser utilizada por profesionales que requieran una asepsia total en sus manos, como pueden ser los técnicos de laboratorio, cocineros, camareros y otros profesionales que estén en contacto con la comida, etc.